Especial INSECTOS

A mí me dan mucho asco los insectos. Seré bióloga y habré cursado la especialidad ambiental y agrícola y todo el rollo, habré disfrutado como una cría en las clases de Zoología de Invertebrados del Baquero, pero no puedo evitar tener un miedo irracional a muchos artrópodos. Y los insectos son artrópodos, como también lo son los arácnidos o los miriápodos, que también me parecen repulsivos. O los crustáceos.

Seguir leyendo «Especial INSECTOS»

Especial CÁRCELES

La historia de la ciencia está salpicada de personas de moral cuestionable que infligieron mucho sufrimiento al dar rienda suelta a su psicopatía en nombre del progreso. Y no me refiero a Santiago Ramón y Cajal, nuestra superestrella científica patria. Es cierto que el de Petilla de Aragón ingresó en prisión a los 11 años, pero su único crimen fue cargarse la tapia de un vecino con un cañón de fabricación casera.

Seguir leyendo «Especial CÁRCELES»

¿Qué detectan los tests de antígenos rápidos?

No soy viróloga ni inmunóloga, sino fisióloga vegetal, pero algo de detección de proteínas ya sé. Me pasé 8 años estudiando proteínas vegetales y la verdad es que los métodos son los mismos para proteínas animales, vegetales, bacterianas o víricas. Electroforesis con sus western-blot (me llamaban la reina de los western-blot anti-nitrotirosina), ensayos ELISA, cuantificación de actividades enzimáticas, espectrofotometría… La base de muchos de los experimentos era la inmunoquímica. Así, resumiendo mucho, hacemos que un anticuerpo se una a la proteína o antígeno que queremos detectar y esta unión genere un cambio, por ejemplo, un color, aunque también puede ser fluorescencia, radiactividad, quimioluminiscencia… Esta propiedad es la que nos permite saber de manera indirecta si tenemos ahí la proteína que nos interesa y cuánta hay. Y esto es precisamente lo que hacen los tests de antígenos rápidos para COVID-16.

Estos tests rápidos funcionan de manera parecida a las pruebas de embarazo que venden también en las farmacias, que detectan la hormona gonadotropina coriónica humana en orina mediante inmunocromatografía. En una cromatografía lo que ocurre es que las moléculas migran (se van moviendo) a través de una membrana de nitrocelulosa, algo así como una cartulina gordita. El prefijo inmuno- ya nos da la pista de que ahí va a haber anticuerpos que se unirán a los supuestos antígenos de nuestra muestra. Pero, ¿cómo se traduce esto a esos tests de antígenos rápidos que están tan caros estos días? Las bandejitas de los tests están formadas por una tira de nitrocelulosa en la que se disponen dos bandas de anticuerpos, una para el control y otra para la muestra.

COVID-19 Testing FAQs
Fuente: American Society for Microbiology (COVID-19 testing FAQs)

La muestra se añade en una zona, llamada del conjugado, que contiene por un lado anticuerpos ligados a una nanopartícula de oro que se unirán específicamente a los anticuerpos de la banda control, y antígenos del virus (de la proteína N) también unidos a nanopartículas de oro. Todo esto irá avanzando por la tira de nitrocelulosa. La banda control se coloreará si todo va bien en pocos segundos. En la zona de captura, la banda antes del control, habrá anticuerpos que se unirán de manera inespecífica a inmunoglobulinas humanas (los anticuerpos que se producen durante la respuesta a una infección), pero solo se verá color si se unen aquellas que se hayan unido previamente a los antígenos del virus conjugados con oro, es decir, que sean inmunoglobulinas que se han creado por haber estado en contacto con el antígeno, la proteína N del virus.

Como veis, estos tests pueden parecer muy simples a simple vista pero llevan mucha bioquímica detrás. Y muchos años de experimentos. Aunque esto no excusa que sus precios en la actualidad sean desorbitados para la ciudadanía (¿verdad, Ministerio de Sanidad y Gobierno de España?). Y ya sabéis, si tenéis síntomas y no dais positivo deberéis repetir el test en unas horas, pues puede que en ese momento aún no haya suficientes anticuerpos detectables vía test rápido. En este artículo lo explican la mar de bien. ¡Feliz Año y espero que os libréis del virus!

Mi regalo de Nochevieja fue esa banda tenue… ¡POSITIVA!

Especial VAMPIRISMO

A mí los vampiros me empezaron a gustar por la peli de Coppola. Gary Oldman hablando en rumano, con bata de cola y unas uñas más largas que las de Rosalía, con pelazo Pantene y gafas a lo John Lennon bebiendo absenta y transformando lágrimas en diamantes, convirtiéndose en bicharraco o en bruma verde fosforita, haciendo manitas con Winona… Dos años después se estrenó Entrevista con el vampiro. La vi con 12 años, llena de granos y con los dientes torcidos, cuando lloraba por Take That y bebía los vientos por Brad Pitt. No hace falta decir que odié a Kirsten Dunst por morrearse con él. ¡Si tenía mi misma edad la tía!

Seguir leyendo «Especial VAMPIRISMO»

Marchando una de pimientos espaciales

Una foto muestra a Raja Chari, astronauta de la NASA, muy sonriente sosteniendo un taco mexicano en la Estación Espacial Internacional (EEI). La imagen no tendría nada de especial de no ser porque los pimientos que hay dentro de ese taco se han geminado, crecido y cosechado en la misma EEI, en el marco del llamado experimento Hábitat de Plantas 04 (Plant Habitat-04 o PH-04). El PH-04 ha sido el estudio más largo realizado en plantas en la historia de la estación (137 días).

Seguir leyendo «Marchando una de pimientos espaciales»

Especial CAOS

Nos guste o no, hay leyes fundamentales que rigen todo nuestro Universo y que no podemos saltarnos. Que sí, que 1312, Universo, sí, pero no por tatuárnoslo o pintarlo en las paredes nos vamos a librar de su influjo. Más allá de los bandos municipales, los estatutos de La Única o de Oberena o el toque de queda durante el estado de alarma, el Cosmos funciona a través de una serie de reglas que la peña de la ciencia ha ido descubriendo a lo largo de los años.

Seguir leyendo «Especial CAOS»

Atapuerca: un referente de la difusión del conocimiento científico

El 8 de julio de 1992 yo cumplía 12 años. Era una preadolescente donostiarra que iba al colegio, tenía un buen grupo de amistades y pasaba parte de los veranos en el pueblo materno, en Coín, Málaga. Ese mismo día, en la Gran Dolina, uno de los yacimientos de la Sierra de Atapuerca (Burgos), la arqueóloga Aurora Martín Nájera encontraba un molar de un individuo de hominino muy especial: el Homo antecessor.

Seguir leyendo «Atapuerca: un referente de la difusión del conocimiento científico»

Especial TRÖPIK DISTØPIK

Cuentan los divulgadores Màrius Belles y Daniel Arbós en su libro 14 maneres de destruir la humanitat (Angle Editorial, 2019) que es muy probable que nuestra civilización acabe sucumbiendo ante el cambio climático, una pandemia global (ay, ay), un holocausto nuclear o la resistencia a los antibióticos, pero que no es muy plausible que nos invada una raza alienígena, que haya un apocalipsis zombi o que la extinción de las abejas provoque un colapso planetario.

Seguir leyendo «Especial TRÖPIK DISTØPIK»

Especial DENTISTAS

Recuerdo vagamente las prácticas de Zoología de la carrera en las que nos plantaban diversos cráneos de vertebrados y teníamos que adivinar de qué especie se trataba. Que si roedores, que si lagomorfos, que si el cóndilo, la mandíbula, el molar, el premolar, el incisivo… Debo admitir que no fueron las prácticas más divertidas, pero al menos no teníamos que abrir lombrices — y cosas más peluditas — con un bisturí. No me hagáis recordar esas sesiones de viernes y sábado por la mañana a las que íbamos de resaca después de darlo todo en el Reve, aguantándonos las arcadas por el pestazo a formol, porque me pongo mala.

Yo quería que el monográfico de este mes se lo dedicáramos a los Sanfermines, pero el jefe de todo esto no me hizo caso. El tema de los dientes me parece igual de sosainas que aquellas prácticas de Zoología, así que tendré que no me queda más remedio que recurrir a una serie de trilladas curiosidades sobre la dentición en el mundo animal para salir del paso.

What an elephant's tooth teaches us about evolution | Evolution | The  Guardian
La dentición de los elefantes es paupérrima (Fuente)

¿Sabíais que el pez gato tiene 9.280 dientes y que el tiburón ballena tiene 4.500 dispuestos en más de 15 filas? El ser humano cuenta con 32 piezas — en el mejor de los casos, claro; El Risitas, que en paz descanse, no sé si llegaría a 10 — y el elefante, ahí donde lo veis, solo tiene seis. ¡Seis tristes dientes y dos son los colmillos!

La dentadura de muchos pequeños mamíferos, como los conejos, las cobayas o los ratones, nunca deja de crecer, pero se va desgastando a medida que comen, tanto a la hora de roer como de masticar. El mamífero con más dientes sobre la faz de la Tierra es el armadillo, que tiene 100 piezas dentales. También hay animales que se alimentan de los paluegos de otros animales. Unos pajarillos muy simpáticos, llamados pluviales, se comen los restos de comida que se quedan enganchados en la enorme y peligrosa dentadura de los cocodrilos. Gracias a esta relación de simbiosis los pluviales tienen comida asegurada y los cocodrilos mantienen su higiene bucal y se libran de infecciones indeseadas. Los pluviales son el hilo dental de los cocodrilos.

Birds Cleaning Crocodile's Mouth - video Dailymotion
Los pájaros dentistas en plena faena (Fuente)

Los misticetos — podría ser un buen nombre para una banda de rock de los 60 pero son un grupo de cetáceos que incluye entre otras a la ballena azul y la ballena jorobada — no tienen dientes sino barbas de queratina calcificada que actúan a modo de filtro para atrapar el krill, el plancton y pequeños pececillos. El caracol no tiene dientes como tal sino una estructura flexible llamada rádula, una especie de lima que posee miles de dentículos que raspan la comida y la deshacen en trocitos más pequeños. Los mosquitos también tienen dentículos, pero no forman una rádula como en caracoles y babosas sino varias hileras dentro de un órgano alargado llamado probóscide, que es el filamento que usan para picarnos. Las que nos pican son las hembras, que pueden alimentarse solo del néctar de las flores, pero no pueden fabricar los huevos sin las proteínas que obtienen de la sangre que nos succionan. A los mosquitos hembra mi sangre les parece deliciosa y me dejan como un colador cada verano. Qué majicas.

La verdad es que este Lamonatorio habría quedado mucho más resultón si en vez de hablar de dientes en el reino animal hubiéramos hablado de penes. Os sorprendería e inquietaría la diversidad peneana que alberga la naturaleza, por eso me gustaría terminar este artículo diciendo una sola cosa: pene de equidna. La imagen puede resultar perturbadora. Avisadas estáis.

Artículo publicado en El Lamonatorio para El Mono revista cultural (El Mono #91)

* Fuente de la foto de portada.