El otoño o el Pantone de los bosques

¡Ay, el otoño! La vuelta al cole, la desaparición de la marca del bikini, la depresión postvacacional y el regreso al gimnasio y a un largo etcétera de deprimentes obligaciones. Y encima se caen las hojas de los árboles. Parece que esta estación no trae nada bueno… Pero si lo miramos desde otra perspectiva, a la desnudez de los bosques le precede una explosión de color que, por su belleza, ha venido inspirando y deleitando a la humanidad a lo largo de la historia.

Las plantas son de colores porque tienen pigmentos, unas moléculas especiales que según la longitud de onda de la luz que absorban y reflejen serán de un determinado color. El pigmento más abundante es la clorofila, Continue reading “El otoño o el Pantone de los bosques”

La mutación a cangrejo

“And it burns, burns, burns… The ring of fire…” Nos vendría al pelo para este post que la letra de la canción se refiriese al sol pero sabemos que cuando June Carter la escribió en realidad hablaba del amor ardiente que sentía por Johnny Cash y no del astro rey. Así que no viene a cuento, vale, pero aprovechando la coyuntura poneos este clásico de fondo para amenizar la lectura.

Pues resulta que la naturaleza, que es muy sabia, nos ha regalado un escudo químico para la piel llamado melanina. Este pigmento negro absorbe los rayos ultravioleta del sol (UVA y UVB) para que no penetren en nuestras células causando daño. Continue reading “La mutación a cangrejo”

Ciencia para todos

El Jardín de Mendel es una iniciativa que surge como respuesta a la precaria situación de la investigación en España. Mientras las partidas presupuestarias en I+D se ven reducidas al mínimo y los investigadores mejor preparados emigran a otros países en busca de un futuro mejor, la brecha existente entre ciencia y sociedad se mantiene latente y se hace necesario un cambio de estrategia para darle la vuelta a tan desafortunado escenario.

Desde El Jardín de Mendel creemos que es fundamental inculcar desde la niñez la importancia que tiene la investigación tanto para mejorar la economía como el bienestar social de una región o país. Y por ello queremos que los niños sepan que la ciencia es apasionantedivertida. Por medio de talleres interactivos y especializados, otras actividades de divulgación y este blog, pretendemos estrechar ese abismo entre los profesionales científicos y el resto de la sociedad, fomentando el despertar de vocaciones científicas y rompiendo falsos mitos que rodean tanto a la carrera investigadora como a la figura del investigador.

Desde nuestro campamento base situado en Navarra iremos aportando nuestro granito de arena para que paulatinamente los científicos dejemos de ser menospreciados y nuestra labor sea al fin reconocida por la sociedad. Esperamos que nuestra labor despierte curiosidad y de esta manera la investigación pueda pasar a ser uno de los temas de mayor interés de la ciudadanía en este país. Por supuesto El Jardín de Mendel está abierto a cualquier aportación y sugerencia que queráis hacer. ¡Que disfrutéis del blog!