La bacteria asesina de olivos

En la carrera tuve una gran profesora de Fitopatología: la Dra. Jone Aguirreolea. Recuerdo que a todas nos encantaba “Fitopato” sólo por lo increíblemente ordenadas y claras que eran sus explicaciones. Podías terminar la asignatura casi escribiendo un libro sobre el tema gracias a los apuntes tan estupendos que llegabas a tener. Cada día nos hablaba de una enfermedad vegetal, nos explicaba el microorganismo que la causaba y exponía su ciclo vital y sus posibles tratamientos. En esta asignatura descubrí que los cultivos enferman como las personas y que es necesario curarlos porque las dolencias del campo son también dolencias para nuestra sociedad; si algo no va bien en los cultivos nuestra economía se va al traste. Y al traste pueden irse los olivares españoles por culpa de falsas creencias y una mala gestión gubernamental.

Aunque penséis que soy muy pesada con este asunto no me cansaré de decirlo: las plantas son primordiales. El olivo (Olea europea), especie que lleva siglos formando parte de nuestro paisaje y nuestra cultura popular, aporta mucha riqueza al país. España es el primer productor mundial de aceitunas de mesa y genera el 50% del aceite de oliva que circula por el mundo, es decir, una de cada dos botellas que hay en el mercado posee oro líquido procedente de nuestros olivos. Hablamos de 1 millón y medio de toneladas, una cantidad nada trivial. En este contexto, que un patógeno como Xylella fastidiosa llegue a nuestros campos es un auténtico desastre para la renta patria y además –esto ya es una reflexión personal– una pena muy muy grande.

704px-Olive_oil_Spain.svg
Aceites de oliva virgen con denominación de origen en España (Fuente)

Xylella fastidiosa es una bacteria, un ser que no vemos pero que está ahí, en la sombra, acechando para cobrarse a sus víctimas. Y sus víctimas no son personas sino árboles. Penetra en las planta y tapona sus haces vasculares –algo así como el equivalente humano a los vasos sanguíneos–. Como resultado el árbol se seca y muere en pocos días. Se mueve de víctima a víctima gracias a numerosas especies de insectos: son sus vehículos del crimen. La infección por Xylella, que afecta no sólo a olivos sino a almendros, vides, ciruelos y otros frutales, no tiene cura conocida. En caso de infección lo único que puede hacerse es destruir todos los árboles y el material vegetal en un radio de 100 metros. Es desolador. La enfermedad se ha ganado el apodo de “ébola del olivo”, porque una vez llega, al igual que Atila y su ejército de Hunos, arrasa con todo. No hay vuelta atrás.

Olivenbäume_Umbrien
En los olivaritos, niña, te espero, con un jarro de vino y un pan casero (Fuente)

Y Xylella ha llegado a la Península Ibérica. Ha aparecido en Guadalest, Alicante, en una finca de almendros. Y la cosa no ha hecho más que empezar. Después de destruir millones de olivos en Italia en 2013 en gran parte por no aplicar las medidas de choque a tiempo, saltó a la Costa Azul y las Baleares y hace un par de meses se detectó en Levante. De momento las autoridades autonómicas están siendo contundentes, y más les vale, porque es la única manera de frenar un auténtico desastre.

Es obvio que financiar la investigación relacionada con este tipo de enfermedades es algo fundamental si queremos seguir teniendo comida en la mesa. Y lo que es más importante, la administración debería tener la información, la formación y la competencia para tomar decisiones basadas en la evidencia científica, y no ceder ante supercherías y conspiranoias. Todos queremos pan con aceite para desayunar, ensaladas bien aliñadas, aceitunas en el vermút y que los olivos centenarios que decoran nuestro paisaje sobrevivan. Sin ellos, las obras de Alberti, Lorca, Machado o Miguel Hernández estarían incompletas. Y nosotros, sin olivares, también.

 

Andaluces de Jaén,

aceituneros altivos,

decidme en el alma,

¿quién, quién levantó los olivos?

No los levantó la nada,

ni el dinero, ni el señor,

sino la tierra callada,

el trabajo y el sudor.

 

Miguel Hernández

 

* A mi tío Miguel, cuidador de olivos, perales y limoneros, andaluz de piel acartonada por el sol, con la espalda doblada y la sabiduría de un millón de eruditos griegos.

Anuncios

Objetivo Birmania: de huertos flotantes y otras hierbas

En junio mi amigo David estuvo de viaje por Myanmar. A lo mejor este nombre no os suena mucho pero si os digo Birmania seguro que la cosa cambia un poco. Los diferentes apelativos que tiene esta república se deben a cuestiones políticas que no voy a describir en este post pero si tenéis curiosidad podéis leer sobre ello aquí. Este país del sudeste asiático sufre una explotación turística menor que naciones cercanas como Vietnam, Tailandia o Indonesia, y eso y su pasión por las culturas asiáticas es lo que llevó a mi amigo a colgarse la mochila y recorrer de cabo a rabo un territorio salvaje, de arraigadas tradiciones y paisajes exuberantes. Continue reading “Objetivo Birmania: de huertos flotantes y otras hierbas”

Los tatarabuelos de nuestras frutas y verduras

Aunque los alimentos transgénicos sean el blanco de las críticas de muchos confundidos y conspiranoicos, lo cierto es que el ser humano lleva alterando la genética de los vegetales durante milenios. Hay que remontarse a la aparición de la agricultura hace 10.000 años para encontrar las primeras modificaciones de genes a pie de campo, sin pipetas ni PCRs, pero empleando básicamente las mismas premisas genéticas que se utilizan ahora. Eso sí a ciegas y con muchísima paciencia. Os vais a sorprender al conocer cómo serían realmente las plantas y frutos que consumimos actualmente si hubiéramos dejado que la naturaleza siguiera su curso y los agricultores hubieran decidido, alegando motivos éticos o apelando a la supuesta “naturalidad” de los alimentos, no llevar a cabo el mejoramiento de cultivos. Continue reading “Los tatarabuelos de nuestras frutas y verduras”

El oro azul

Hace un par de años hice mi primer y único viaje a Asia, concretamente a Vietnam y a Camboya. Aunque en el país de los jemeres me sentí mucho más a gusto por cuestiones meramente subjetivas, hubo tramos del periplo por Vietnam que también me cautivaron. Y adivinad qué: las plantas jugaban un papel fundamental en la historia. Continue reading “El oro azul”

La kora, la calabaza y el albinismo

La educación etnocéntrica que recibimos nos limita en muchos sentidos y nos impide ver lo que hay más allá de nuestros muros mentales. Un ejemplo muy simple: mientras conocemos a la perfección el trasfondo cultural y sociopolítico de la Edad Media en Europa, en la escuela jamás nos hablaron de lo que ocurría más allá de las fronteras del viejo continente. En el caso más magnánimo se nos instruía sobre la época dorada del Imperio Árabe y dentro del programa de estudios ni siquiera se le otorgaba la relevancia que realmente tuvo para el desarrollo de nuestra civilización. Todos tenemos interiorizado el medievo feudal, con su nobleza, sus poblados, sus castillos, sus juglares, sus brujos, su clero y sus campesinos. Pues bien, por aquel entonces, en el continente africano la historia no era demasiado diferente. También había reyes, curanderos, tierras que labrar, ganado que cuidar y poetas que contaban las historias más extraordinarias. Continue reading “La kora, la calabaza y el albinismo”

Hoy es el Día de la Fascinación por las Plantas

Para mi todos los días son el Día de la Fascinación por las Plantas, qué os voy a decir. Estoy enamorada. Por eso hice un doctorado en fisiología y bioquímica vegetal y por eso llamé a este blog El Jardín de Mendel. Por eso escribo esta sección en la que insisto post tras post en la importancia que estos maravillosos seres repletos de clorofila tienen para nuestra supervivencia en este planeta.

La European Plant Science Organization (EPSO) lleva años percatándose de que la sociedad no es consciente de que entender bien el funcionamiento y la ecología de las plantas es crucial si queremos mejorar nuestras condiciones de vida y revertir el inminente cambio climático. Por eso desde hace 4 años puso en marcha el Fascination of Plants Day, Continue reading “Hoy es el Día de la Fascinación por las Plantas”

Manual de botánica para el perfecto hipster

Hace un año decidí darle un cambio radical a mi vida viniéndome a vivir a Barcelona. Al principio me costó acostumbrarme a una ciudad grande, acelerada, contaminada y llena de turistas, teniendo en cuenta que toda mi vida había vivido en lugares pequeños y tranquilos, casi rurales. Las distancias me abrumaban, la lejanía de los míos, de lo conocido y familiar, me angustiaba, y la incertidumbre que envolvía mi futuro profesional me carcomía. Después de todos estos meses en la capital catalana puedo decir que las distancias se me han hecho mucho más manejables, la lejanía de mi gente duele con menor intensidad y la inseguridad laboral se ha convertido ya en un apéndice que llevo a todas partes con bastante naturalidad. Continue reading “Manual de botánica para el perfecto hipster”

El chicle: de la selva mexicana a elemento de la cultura pop

Cuando digo que las plantas han modelado nuestra sociedad y nuestra cultura lo decía con conocimiento de causa. Hoy voy a daros un ejemplo muy ilustrativo.

Seguro que todos conocéis las escenas que voy a mostraros a continuación. Estas dos primeras son del filme “Grease”, ese musical ambientado en los años 50 y que marcó a toda una generación. Aquí tenéis a dos de las Pink Ladies, Marty y Frenchie, haciendo alarde de sus histriónicas personalidades.

Continue reading “El chicle: de la selva mexicana a elemento de la cultura pop”

La flor de Pascua se sonroja en la oscuridad

Ya llega la Semana Santa, ese puente tan esperado por muchos de vosotros probablemente ya no por el significado religioso sino porque por fin tenéis tiempo libre para haceros una escapadita. Yo me quedaré en Barcelona trabajando así que sabed que me dais muchísima envidia, malditos.

Lo mismo ocurre en Navidad, donde ya hace décadas que no se distingue la euforia por el ocio de la espiritualidad. También tuve que quedarme a trabajar durante las pasadas fiestas, por cierto… El caso es que tiempo atrás mi madre me preguntó por qué la flor de Pascua se volvía roja en Navidad. Es bien sabido por la humanidad que cuando se es científica una sabe de todo, desde los nombres de las 100 especies de lémures de Madagascar hasta las ecuaciones de la Teoría Gravitacional de Newton, pasando por el rango de valores de fosfatasa alcalina en un hemograma. Pues por circunstancias que no puedo llegar a entender, a pesar de compartir titulación con la Obregón no sabía darle una explicación concisa a la mujer. Tenía claro que guardaría relación con los pigmentos vegetales y la luz, que para eso me doctoré en fisiología vegetal, pero no conocía el mecanismo exacto. Hice un poquito de investigación y a continuación os cuento qué diantres hace esta plantita para conseguir ese color tan bonito. Y no, no es magia.

Continue reading “La flor de Pascua se sonroja en la oscuridad”

Diálogos vegetales

Spoiler alert: Si no has visto la película “El Incidente” de M. Night Shyamalan no leas este artículo. Estás avisado. Yo te recomiendo que lo leas igualmente porque es estupendo pero soy buena persona y prefiero avisarte.

Un personaje de ficción que siempre me ha resultado fascinante es el de Poison Ivy. La “Hiedra Venenosa” me atrajo desde chiquitina por todo aquello que representaba: mujer valiente, fuerte y científica con poderes que venían de las plantas (eso sí, era de las malas, mujer tenía que ser…). Gracias al fenómeno de la chlorokinesis era capaz de comunicarse con los vegetales y hacer que éstos actuaran para su beneficio. También emitía algún tipo de feromonas, con el objetivo de atraer a los hombres y en ocasiones resultaba venenosa pues liberaba toxinas a través de sus labios. Continue reading “Diálogos vegetales”