Arte urbano transformado en arte forestal

Me suelen gustar muchas cosas en esta vida y de la mayoría no tengo ni idea. No sé por qué me gustan, pero me gustan. Me encantaría estudiar de todo para entender de todo y que todas esas cosas me gustasen aún más. Pero trabajo, estudio y estoy metida en otras historias y los días tienen 24 horas. Más no puedo hacer.

El caso es que a mi siempre me han atraído las artes en todas sus vertientes. Fui a clases de pintura durante mi infancia pero ahí se quedó todo. No se me daba especialmente bien, no me considero una persona demasiado creativa. También he probado muchos tipos de baile, aunque nunca he profundizado en ninguno. Es una lástima, pero probablemente mi miedo escénico no me hubiera permitido ir muy lejos en ese campo. También hice algún rally fotográfico de más cría, pero poco más. Jamás he aprendido a tocar un instrumento musical más allá de la flauta del cole (gracias al profesor José Corcuera descubrí lo complicado que resultaba hacer música) y siempre me ha quedado esa pena.

Continue reading “Arte urbano transformado en arte forestal”

Anuncios

El otoño o el Pantone de los bosques

¡Ay, el otoño! La vuelta al cole, la desaparición de la marca del bikini, la depresión postvacacional y el regreso al gimnasio y a un largo etcétera de deprimentes obligaciones. Y encima se caen las hojas de los árboles. Parece que esta estación no trae nada bueno… Pero si lo miramos desde otra perspectiva, a la desnudez de los bosques le precede una explosión de color que, por su belleza, ha venido inspirando y deleitando a la humanidad a lo largo de la historia.

Las plantas son de colores porque tienen pigmentos, unas moléculas especiales que según la longitud de onda de la luz que absorban y reflejen serán de un determinado color. El pigmento más abundante es la clorofila, Continue reading “El otoño o el Pantone de los bosques”