Bajo la luz de los berros

La factura de la luz ha vuelto a subir. ¡Maldita sea! Como la cosa siga así tendremos que ir a Ikea a hacernos con cientos de esas velitas de dos eurillos, las que siempre hacen que se infle nuestro ticket antes de salir del gigante sueco, para iluminar nuestras casas. Una pena que los calefactores, hornos, ordenadores, microondas o lavadoras no puedan esquivar a Endesa con unos cirios aromatizados. Visto lo visto probablemente acabemos pidiendo préstamos a Cofidis para pagar la electricidad de nuestros hogares. Seguir leyendo “Bajo la luz de los berros”

Anuncios