Especial FE

En los últimos tiempos un grupúsculo de personas supuestamente cultas y formadas se ha empeñado, por razones que escapan a mi comprensión, en boicotear el conocimiento científico. Conocimiento que se consigue siguiendo un procedimiento concreto que conlleva observación, formulación de hipótesis y verificación de dichas hipótesis mediante experimentación. En muchas ocasiones, por no decir en la mayoría, un descubrimiento, por muy simple que parezca, supone una dedicación de tiempo y esfuerzo que pocos concebiréis si no os habéis dedicado nunca a la ciencia experimental. Yo he consagrado 4 años de mi vida a sacar adelante una tesis doctoral y otros cuantos años más en seguir haciendo investigación y os aseguro que no es sencillo y mucho menos agradecido.

Es por esto que me enerva el auge de las pseudociencias, sobre todo porque a estas alturas de nuestra civilización ya deberíamos ser lo suficientemente maduros como para saber que no hay ningún Hombre del Espacio que cure nuestras enfermedades, que los genes no son veneno o que las vacunas salvan vidas, no las destruyen.

Sé de gente que no vacuna a sus hijos, poniendo en riesgo la vida de muchos otros niños o del suyo propio. Conozco personas que dicen que los transgénicos causan cáncer, pero que no saben ni definirme qué demonios es un transgénico. Muchas otras piensan que los más de 7.000 millones de habitantes de planeta podrían alimentarse con agricultura ecológica. Claro que sí, guapi. Personas con títulos universitarios utilizan homeopatía para curar a sus hijos. Homeopatía, por otro lado, que se vende en las farmacias. ¡En las farmacias! Mejor haceos en casa una disolución de agua con azúcar (pero de caña, que ahora parece ser un milagro de la naturaleza) y os ahorraréis un dineral. También tengo que ver cómo proliferan páginas en la red que denuncian un apocalipsis climático por culpa de las fumigaciones masivas que llevan a cabo los gobiernos en secreto. Dejadme deciros una cosa al respecto: es todo mentira.

homeopathy-962079_960_720
Está más que comprobado que la homeopatía debe su éxito al efecto placebo y que se trata básicamente de diluciones de glucosa y lactosa, es decir: azúcar (Fuente: Pixabay)

Según sondeos recientes la mitad de la población española confía en las pseudociencias. Teniendo en cuenta la predilección por lo místico que se tiene en este país no me sorprende en absoluto. Las pseudociencias, como la religión, son cuestión de fe. No se apoyan en datos objetivos, se alimentan de la conspiranoia y favorecen la involución de la humanidad. Una persona que cree que en lo que no puede ver ni comprobar siempre va a ser una persona fácil de estafar. Las manzanas ecológicas tienen E160. Que no te engañen.

Sé que el tono de El Lamonatorio suele ser mucho más relajado y divertido y puede que os haya sorprendido mi mala leche pero aprovechando que la temática del mes era la fe he decidido poner los puntos sobre las ies. Es un tema que nos afecta a todos aunque ahora mismo no lo sepáis ver. Y no, no me paga Monsanto, ni Roche, ni el gobierno de los EE.UU. Que soy más pobre que las ratas, hombre. Sólo os pido que os informéis bien antes de formaros una opinión sobre lo que sea, que acudáis a fuentes fidedignas y que, ya puestos a pedir, leáis más y uséis menos el coche. Y recordad: los científicos no somos el enemigo; Tele 5 es el enemigo.

El Lamonatorio en El Mono revista cultural (El Mono #53)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s