Especial MACHOS

El Jardín de Mendel lo lidera una Hembra Alfa y en esta ocasión ha decidido rebelarse contra el tema del mes. Podría haber divagado sobre testosterona y territorialidad pero sería más de lo mismo: dar protagonismo a los XY, y de eso ya van sobrados. En este artículo hablaremos de atracción sexual, que tiene cierta conexión con la temática mensual, y se abordará desde dos perspectivas: las feromonas y el dimorfismo sexual.

Que el sexo mueve mucha pasta es una realidad. En este sentido tenemos mercados de personas (mejor no hablemos que me amargo) y mercados de productos. A pesar de que muchos de estos últimos carezcan de base científica, las empresas los venden como si se hubieran fabricado en el MIT. Desde hace unos años se habla de perfumes con feromonas que atraen sexualmente a otras personas. Se promocionan como pócimas de amor, al igual que esos conjuros de amarre que hacen los santeros. Las feromonas son químicos segregados por ciertos seres vivos que modifican el comportamiento de individuos de la misma especie. Son hormonas pero “hacia fuera”, una especie de control mental químico que llega a alterar conductas de distinta índole. Pero sintiéndolo mucho por estos empresarios aquí hay dos problemas. El primero, que hasta la fecha no se han aislado feromonas en humanos, sólo se han descrito en plantas, insectos y algunos mamíferos. Si bien su existencia no se puede descartar pues se han visto ciertas señales químicas de atracción procedentes de secreciones como el sudor o las lágrimas, aún no se ha encontrado ninguna molécula humana a la que podamos llamar feromona. La segunda pega es que las feromonas se detectan en el órgano vomeronasal pero en el caso del hombre éste es vestigial. Conclusión: entre esto y lo de Milli Vanilli hay escasas diferencias.

cabecera-mujer2
El rollo Axe pero en perfumes (fuente: Phiero)

El siguiente fenómeno se debe a las hormonas. El dimorfismo sexual, a pesar de sonar a práctica lasciva, no son más que diferencias de fisonomía entre machos y hembras de una misma especie. En humanos lo vemos en mamas, vello, musculatura, estructura ósea, voz, … En animales un ejemplo clásico son los leones. Pensad en Simba y Nala. En estos félidos el pelo Pantene lo lleva el león y cuanto más abundante mejor.

tumblr_mj1uf1Opp51s46raoo1_400.jpg
Él melenaza y ella calva

Lo del macho drag se da con frecuencia en la naturaleza: ciervos, mandriles, pavos reales, patos, mariposas, orangutanes… En todas estas especies él posee colores más vivos, apéndices o estructuras vistosas y es más llamativo que la hembra. Curiosamente al contrario de lo que ocurre en el Homo sapiens, pues las mujeres emplean bien de tiempo y dinero para destacar físicamente y atraer la atención de los machos… Algunas incluso compran fragancias con feromonas. Ironías de la naturaleza.

El Lamonatorio en El Mono revista cultural (El Mono#48)

Anuncios

2 thoughts on “Especial MACHOS

  1. Si la raza humana siempre tan ilógica y poco racional…tan listos que nos creemos para unas cosas y tan limitadicos para otras. Muy buen articulo y un blog muy interesante.
    Espero que sigais logrando vuestros objetivos y creciendo. Un saludo desde Pamplona.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s