Especial NÁUTICO

Ya le decía el cangrejo Sebastián con su acento cubano a una enamoradísima Ariel que bajo el mar todo molaba más. Nos puso los dientes largos y quisimos ser sirenas, golpear almejas gigantes como si fueran timbales y ver como una manta-raya tocaba las maracas. El océano siempre ha atraído nuestra atención; nos aterra su inmensidad pero a la vez nos fascina. De él provenimos, de aquellos primeros bichejos que decidieron salir de su zona de confort y cual mochileros se fueron a explorar nuevos ambientes y acabaron cogiéndole el gustillo a eso de vivir al solete. No me extraña, qué incomodo estar todo el día con las manos arrugadas.

Los mares de la Tierra son hábitats ricos en flora y fauna, fuentes de oxígeno (gracias, algas) y depósitos gigantescos de agua (contienen el 97,6% del agua de nuestro planeta). Los animales más evolucionados que los habitan, peces y anfibios, son capaces de filtrar el agua por sus órganos respiratorios, las branquias, y coger el oxígeno disuelto en ella para respirar. Maravilloso, ¿verdad? El ecosistema marino es muy estable comparado con el terrestre o el de agua dulce, ya que su temperatura y salinidad son casi constantes. Pero las profundidades de este ecosistema sí son muy variables y hay lugares realmente recónditos. ¡La Fosa de las Marianas, en el océano Pacífico, llega a alcanzar los 11 km!

fosa-marianas.jpg
La Fosa de las Marianas: si te tiras de cabeza lo más probable es que no te pegues con el fondo (Fuente: Omicrono)

Los científicos, que gustamos de clasificarlo todo (yo creo que muchos tenemos una especie de TOC), ordenamos el ecosistema marino según su profundidad en distintas zonas. Las capas más superficiales disfrutan de la luz solar y los organismos que las habitan nos son más familiares. A partir de los 2.000 m todo está completamente oscuro y hace muchísimo frío. La zona abisal, de los 3.000 a los 6.000 m y la zona hadal (de Hades, infierno), con profundidades de más de 6.000 m, son otro mundo. Hasta 1977 se desconocía la existencia de seres vivos en esas regiones. Los animales abisales son de lo más extravagante y encarnan verdaderos milagros de la naturaleza. Como los calamares gigantes, moluscos en otro tiempo mitológicos que llegan a medir hasta 19 metros. ¡La madre del cordero! Bien de rabas se podrían sacar de ahí.

article-2268546-172aa88e000005dc-798_634x374
A la rica raba (Fuente: Mail Online)

Otro cefalópodo extraño es el pulpo dumbo, con aletas que recuerdan a orejas que le salen de la cabeza. Luego están esos peces horripilantes con cara de piraña deforme. El Anoplogaster tiene una mandíbula enorme con dientes picudos vueltos hacia dentro que ni Ronaldinho antes de su cambio radical. Las larvas, envueltas en espinas, nos ponen los pelos de punta; son como los niños muertos de los orfanatos victorianos pero en versión pez. Otras especies, como el pez hacha, o el pez pelícano o el pez balón tampoco son muy agraciados, y es que, como me dijeron una vez, como está oscuro han puesto ahí a lo más feo. Estos seres son prácticamente ciegos y se guían por los campos electromagnéticos de otros animales. Mucha fauna abisal tiene bacterias bioluminiscentes en su interior para iluminar su entorno.

anigif_enhanced-12456-1409911073-1.gif
El pez pelícano, Eurypharynx pelecanoides, haciendo gala de su porte y belleza

Al ver documentales de estos animales sientes que estás en el Sónar, todo luces fosforitas y sonidos extraños. El cangrejo Sebastián nunca bajaría tan al fondo porque su cuerpo no está preparado para esas presiones ni condiciones ambientales. A él le molan la luz, el calor y el mambo caribeño, no los oscuros festivales de música electrónica de la zona abisal. Y es que claro, esto es como todo, un día igual te apetece bailar el “Ave María, cuando serás mía” con la cuadrilla y otro entrar en trance con el Rusty Nails de Moderat. Para eso está el océano, esa macrodiscoteca con salas de distintos ambientes en la que encima beber te sale gratis.

El Lamonatorio en El Mono revista cultural (El Mono #46)

Anuncios

One thought on “Especial NÁUTICO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s